lunes, 29 de abril de 2013

REGRESO AL FUTURO


 
-->
Jose R. Galván (Enseñante, al menos lo intento, 
de Economía del I.E.S. Florencio Pintado)

No sé si os gusta el cine, pero si no lo habéis hecho os recomiendo que veáis la película que da título a este artículo “Regreso al futuro”. Ya se que es del año 1985, que no había 3D ni nada de eso, pues a pesar de todo es muy divertida. Trata de un chaval como vosotros que viaja unos 30 años atrás en el tiempo y convive con sus padres cuando aún iban al instituto. Bueno, pasan muchas cosas interesantes que no os voy a desvelar, pero lo que me interesa es lo del viaje en el tiempo.



¿Por qué un artículo del profe de Economía habla de viajar en el tiempo? Muy sencillo, es lo que estamos haciendo hoy gracias a nuestros dirigentes políticos. Gracias a ellos, y a los que mandan sobre ellos nos están permitiendo hacer como Marty Mcfly, viajar atrás en el tiempo.

Nos han mandado a la época en que mis padres o vuestros abuelos eran jóvenes. En esta época, aunque había menos paro que ahora, los empleos eran casi una forma moderna de esclavitud; se trabajaba de sol a sol por un salario miserable que escasamente permitía mantener un hogar, las condiciones laborales eran pésimas, casi sin descansos, pocas vacaciones, etc. Además teníamos un sistema de Seguridad Social casi sin desarrollar, casi no había pensiones o eran muy bajas ya que las personas pocas veces se jubilaban porque morían antes (¡es que vaya perra nos ha “entrao” con eso de que no queremos morirnos!), la sanidad poca y mala debido a la falta de medios y profesionales, y respecto a la educación era sólo para unos privilegiados ya que el resto de chavales y chavalas de vuestra edad y más jóvenes debían trabajar para ayudar a sus familias.

Muchos de vosotros estaréis pensando: ¡Vaya tío “exagerao”!, si tampoco estamos tan mal. Si yo tengo mi play, mi bici, voy de vacaciones en verano, si me pongo enfermo voy al megahospital del pueblo, mi abuelo cobra su pensión y me da una “propinilla”, y además puedo ir al instituto.....aunque esto lo podían cambiar, ¿verdad?. Cierto, hasta aquí tenéis razón, pero a poco que hayáis sido un poco curiosos (o simplemente abierto las orejas) habréis oído la palabra “crisis”, y si ya sois super-curiosos os sonará la palabra “recortes”.

Bien chicos y chicas, pues esas dos palabras son las que nos van a permitir viajar en el tiempo. Gracias a esas palabras vuestros padres, y por desgracia vosotros no os podréis jubilar ya que no habrá dinero para pagar pensiones y tendréis que trabajar toda vuestra vida; cuando estéis enfermos y vayáis al hospital habrá que pagar para que os atiendan o ir a otro hospital menos bueno con menos medios y donde no os podrán prestar los mismos cuidados porque habrá pocos médicos y muchos enfermos; en el instituto vais a hacer muchos amigos porque estaréis muchos más en clase con lo cual vuestra profesora, que tendrá que trabajar más porque habrá menos profesores en el centro, no os podrá atender igual, además la mayoría no podréis seguir estudiando porque será muy caro y tendréis que trabajar. Os estaréis preguntando ¿Dónde trabajaremos si no hay empleo? No os preocupéis por eso, el paro bajará, pero bajará porque se crearan muchos empleos basura, con condiciones pésimas en términos de casi esclavitud (¿os suena esto?), y ya no habra play, ni vacaciones, ni “propinilla” del abuelo.

Este es el futuro que se nos presenta, un futuro que apesta a pasado desde lejos, un futuro muy bueno pero sólo para unos pocos y horrible para la mayoría. Seguro que os estaréis preguntando ¿Qué podemos hacer para que esto no ocurra? Es difícil de responder, pero yo te recomendaría que este fin de semana fueses a casa de tus abuelos, le dieras un beso fuerte y un abrazo y le preguntaras: Abuelitos, ¿qué hay que hacer para regresar al futuro?

Tus abuelos lo consiguieron, vosotros también podréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada