miércoles, 20 de marzo de 2013

EL BOLA Y EL MALTRATO INFANTIL. UN ANÁLISIS PSICOLÓGICO.


(Por Leonides López
2º Bachillerato).

  En las clases de Psicología, de 2ª Bachillerato, hemos estado visualizando la película española “EL BOLA”, ganadora de varios premios Goya en el año 2001, incluyendo: mejor película, mejor director novel (Achero Mañas), mejor actor revelación (el protagonista, Juan José Ballesta) y mejor guión original.
   El argumento de este film es el siguiente: El Bola es un niño de 12 años que vive atemorizado por su cruel padre. Le gustaría quitárselo de encima, pero no se atreve. Su situación familiar, que oculta avergonzado, le incapacita para relacionarse y comunicarse con otros chicos. La llegada de un nuevo compañero al colegio, con quien descubre la amistad y la posibilidad de conocer una realidad familiar distinta por completo, le darán fuerzas para aceptar y, finalmente, ser capaz de enfrentarse a la suya. (La escena final del actor, relatando los insultos, golpes y vejaciones de su padre es tremenda..., su mirada, sus respiraciones, sus pausas, todo en primer plano, resulta inolvidable y te pone el vello de punta).

  Pero centrándonos en el análisis psicológico, podemos hablar más sobre la figura del maltratador y, más concretamente, sobre las causas que llevan a este tipo de maltrato a un menor:
    • Personalidad o modelo psiquiátrico/psicológico: relación entre el abuso/abandono infantil y la presencia de enfermedades mentales o de algún síndrome o desorden psicológico específico
    • Económicas: A partir de la crisis y el desempleo, algunos padres que se encuentran en esta situación desesperada, y proyectan sus frustraciones con los hijos y los maltratan.
    • Culturales. En este grupo se incluye a las familias donde los responsables de ejercer la custodia o tutela de los menores no cuenta con orientación y educación acerca de la responsabilidad y la importancia de la paternidad y consideran que los hijos son objetos de su propiedad y, por tanto, pueden hacer con ellos lo que quieran.
    • Sociales. Cuando entre los padres se produce una inadecuada comunicación entre ellos y sus hijos, se da pie a la desintegración familiar.

    • Emocionales. La incapacidad de los padres para enfrentar los problemas, su inmadurez emocional, su baja autoestima, su falta de expectativas y su inseguridad extrema, motivan que vuelquen su violencia con los hijos.

    • La historia del maltrato de los padres. De acuerdo con múltiples estudios, es muy alto el promedio de padres agresores que sufrieron maltrato en su infancia.
    • Biológicas. Se trata del daño causado a los menores que tienen limitaciones físicas, trastornos neurológicos o malformaciones. El sentido de culpa juega un factor primordial en este apartado.
   Las consecuencias de este maltrato son muchas, por ejemplo: secuelas físicas producidas por el abuso físico o sexual, trastornos en la conducta, emocionales y sociales. Así como pesadillas y problemas del sueño, etc. En escolares y adolescentes encontramos: fugas del hogar, hiperactividad o aislamiento, bajo rendimiento académico,deficiencias intelectuales, fracaso escolar, delincuencia juvenil, consumo de drogas y alcohol, depresión, rechazo al propio cuerpo, culpa y vergüenza,agresividad, problemas de relación interpersonal.
   Después de todo lo comentado y viendo la repercusión que puede causar este maltrato, por ejemplo, en personas tan normales y entrañables como El Bola, creo que debemos hacer algo en la sociedad para cambiar esto. No se conseguirá en unos días, claro está, esto es una lucha de años, pero hay que intentarlo para no sobrecogerse con testimonios tan duros como los del protagonista.

1 comentario: